Erigeron karvinskianus es una planta herbácea pequeña, pero muy prolífica que si las condiciones le son favorables: suelos algos húmedos, más bien arenosos, y mejor a media sombra, o sol parcial, cubre y cubre formando manchas o colonias que, en clima templado, no dejan de florecer.

Florece con pequeñas margaritas, pero que se hacen muy notables cuando las plantas son densas y abundantes.  A veces, prosperan con facilidad en juntas y grietas de muros, cuando el clima suele ser húmedo, siendo adecuada para jardín vertical o adornar muros y rocallas.

El interés de esta planta en jardinería radica en su abundante y casi incesante floración, que casi no para en todo el año.

Se puede usar en grupos formando colonias en jardines de rocallas, o jardineras.  También combinando con otras.  A mi me gusta al pie de rosales, también para formar la base de macetones con otras mayores.  En el jardín, me gusta mucho cuando consigo formar bordura con ella en senderos de piedra, pizarra y grava, donde acaba por reproducirse y colonizar entre medias de las piedras.

Para algunos es algo invasiva, pero al jardinero a esta no le teme y generalmente se la deja por todo el jardín excepto cuando se muestra inoportuna.

Guillermo Cuadrado. Jadinero

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies