Salix babylonica o sauce llorón es quizás, uno de los árboles que más atraen la atención de todos en parques y jardines.  Su porte llorón, verdes con crecimientos que tocan el suelo, crean siempre una ambiente de relajación y calma.  Introducido en Europa a partir del siglo XVII, procede de las montañas del Norte de China. Ha sido ampliamente utilizado en jardinería especialmente a finales del siglo XVIII y durante el siglo XIX.  Su presencia han ambientado zonas de estilo «Chinoise» en jardines paisajísticos ingleses y franceses, pero también ha evocado al romanticismo del siglo XIX evocando paisajes olvidados, como la legendaria Babilonia, o leyendas de bosques misteriosos.

Weeping Willow ornamental tree aka Salix babylonica or Babylon willow

Muy resistente al frio, admite cuasi todos los climas templados, incluso los mas calurosos del Mediterráneo, siempre que mantenga el suelo húmedo cuasi encharcado.   En clima oceánico y continental pueden habitar en suelo más secos, siempre que dispongan de agua durante la primavera.  Para un vigoroso porte precisan de agua casi permanente en el suelo y buen nivel de MO.  Curiosamente requieren de exposiciones muy soleadas y luminosas para un vigoroso desarrollo.

Caducifolios, forman copas irregulares y pendulares con ramas que llegan a tocar el suelo. De crecimiento muy rápido, si las circunstancias no son del todo favorables apenas alcanzan medio siglo de existencia, siendo un árbol poco longevo.  Son dioicos por lo que hay un parental diferente del productor, que presenta unos racimos que pueden resultar feos en la percepción de los árboles. Para su uso en jardinería, es preferible los individuos parentales.

Se suelen cultivar junto a estanques y rios, ya que vegeta muy bien próximos o en las orillas del agua, presentando escenas muy evocadoras. La gran hidrotropía de sus raíces lo hacen peligroso cerca de conductos de agua o cañerías.

Por su tamaño, hasta 10 metros de alto y envergaduras de 8 metros, es difícil usarlo en jardinería residencial, siendo casi exclusivo para parques y grandes jardines. Su sombra es ligera, pero muy fresca, de las más frescas.

En paisajismo y jardinería tiene su mayor interés en la forma y belleza de su copa.  También es muy bello especialmente la variante Salix x sepulcralis que presenta en invierno una bella escena de ramas amarillentas cuando no tiene hojas.  El uso idóneo en paisajismo y jardinería es como ejemplar aislado junto al césped, estanques o lugar de mucha humedad.  Tambien pueden formar grupos, cuidando muy bien las separaciones entre individuos que permita disfrutar de las copas.

LAS PODAS DESTROZAN Y DEBILITAN SU FORMA.

Guillermo ´Cuadrado. Jardinero

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies